Experiencia creativa ideada por Adolfo Simón para la Feria de la tapa de 2015 de Mira, tratando de unir la gastronomía con la cultura. Se obsequiaba a trueque.