Echaremos de menos el trueque del CDR

No va a ser lo mismo ir a la tienda y hacer la compra…cada vez que llenemos el carro recordaremos el sonido del timbre de la puerta y ver al otro lado de la ventanilla a algún querido vecino con un detalle de generosidad, con algo de su despensa para hacernos...